DESDE LOS TERRITORIOS, GENERALES

Pan American Silver despide empleados y amenaza con irse

Escribe Agustín Gigli, de Ambiente en Lucha Esquel-Chubut.

Luego del gran Chubutazo que derribó la zonificación minera de Fernández y Arcioni, el gobierno nacional y los políticos patronales buscan la forma de continuar con la política de saqueo de los bienes comunes. El yacimiento de plata Navidad, próximo a Gan Gan y Gastre, sigue siendo codiciado por los intereses capitalistas que buscan distintas estrategias para lograr imponerse.

Esta semana circuló la noticia, llegando a medios nacionales, del despido de unos 30 empleados de Pan American Silver. Se trata del personal no jerarquico, pobladores de Gan Gan y Gastre. Esta estrategia de asfixia a los trabajadores para “ganarlos” y presionar al gobierno y la población en general para poder comenzar con la explotación minera es reiterativa ya que en 2013 y en 2017 también recurrieron a despidos. Lo mismo hizo la empresa Yamana Gold hace un mes, a cargo de Cerro Moro en Santa Cruz cuando estaba paralizada por un conflicto gremial que exigía condiciones económicas y laborales iguales a otras mineras de la región y amenazó con retirarse del proyecto.

La oposición popular y la legislación que prohíbe la minería en Chubut tiene 20 años. No es nuevo y Pan American Silver no puede desconocer que no existe licencia social. Pero estas grandes empresas saqueadoras se manejan con la cúpula política patronal corrupta, y apostó por cambiar la legislación y poder comenzar con el saqueo.

Esta apuesta no solo fue de coimas directas (como fue denunciado por legisladores provinciales) sino que también apostaron realizando trabajos de exploración y demás. Estos trabajos dejaron una zona altamente alterada, si no contaminada, tanto desde la superficie como en el subsuelo. Pan American Silver es responsable de esto y debe, a costa propia, realizar la remediación necesaria. Y lo debe hacer con el personal que tienen; esto es, sin despidos. El gobierno, dentro de su plan de complicidad con la multinacional, deja que despida y se retire, como es costumbre, sin realizar las tareas de remediación, que quedarían, así, a cargo del estado. Si Pan American no revierte los despidos y comienza con la remediación es necesario expropiarla, junto a todos sus bienes y con esa plata realizar las tareas a cargo de una empresa estatal, con control de los trabajadores y las asambleas que son protagonistas del triunfo que implica tener una provincia sin minería.

El retiro de Pan American Silver, si se concreta, es un triunfo en la lucha. Pero debe realizarse garantizando los puestos de trabajo y el ambiente sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.