DESDE LOS TERRITORIOS

Klaukol mata, la lucha continúa

Escribe: Susana Aranda, de vecinos autoconvocados contra Klaukol

En el partido de La Matanza en la provincia de Buenos Aires existe una “zona de sacrificio”, Virrey del Pino, donde se encuentran grandes industrias como Royal Canin, frigoríficos como Coto, y otras industrias químicas que vienen arrojando sus desechos sin ningún control. Los vecinos de la localidad son quienes sufren las consecuencias de la contaminación de estas empresas. La más contaminante de ellas es la multinacional suiza Sika-Klaukol, produce materiales para la construcción (impermeabilizantes principalmente). Está instalada en lo que antes era un tambo en esta zona desde el año 2000.

En un principio se creía que iba a traer trabajo y prosperidad, pero solo trajo destrucción y enfermedades. En el 2009 se produjo una explosión en una de las chimeneas (llamadas tolvas) que cubrió de polvo el barrio Las Mercedes, el cual se encuentra pegado a la fábrica. A partir de esto, junto a un grupo de vecinos en el que terminé poniéndome a la cabeza, comenzamos a hacer un censo casero. De este modo salió a la luz que muchas de las familias que viven cerca de esta empresa contraen frecuentemente cáncer, enfermedades respiratorias, y otras ligadas directamente a la sílice, un producto que emana de las chimeneas de Sika-Klaukol.

En los últimos doce años más de 100 vecinos han fallecido, inclusive familias enteras. En el 2014 la autoridad de Acumar comprobó que el 100 % de los chicos analizados de la zona tienen plomo en sangre. Esta empresa tiene una categoría 3 de contaminación, lo que quiere decir que es una industria nociva para las personas que viven alrededor, y según la ley provincial 11.459 no tendría que estar ubicada a menos de 8 km de cualquier casco urbano. Es incoherente porque escandalosamente el propio gobierno provincial dice que no puede estar ahí, pero al mismo tiempo permite que esta multinacional actúe sin ningún problema. Es por esto que junto a los vecinos nos empezamos a organizar exigiendo el cierre y la reubicación de la misma. En una primera instancia recurrimos a la justicia, donde no encontramos ninguna respuesta. La causa viene pasando de juzgado en juzgado desde hace doce años sin que se expida ningún juez. Hemos ido al municipio para reclamar pero el intendente Fernando Espinoza, perteneciente al Frente de Todos no nos ha dado ninguna respuesta, incluso argumentando que Sika-Klaukol no contamina. Mientras día tras día hay más personas enfermándose. Y como si esto no bastara, algunos vecinos, en particular mi persona, venimos sufriendo ataques por parte de matones a sueldo para que abandonemos la pelea contra esta multinacional. Sin embargo no han conseguido callarnos.

Nosotros desde Ambiente en Lucha Matanza venimos acompañando esta lucha poniéndonos a disposición de los vecinos contra Sika-Klaukol, colaborando con sus iniciativas, difundiendo las actividades. También como parte del Suteba Matanza, desde la Comisión de Medio Ambiente y siendo docentes de la zona afectada por la multinacional, apoyamos esta pelea. Como resultado de esta lucha hemos conseguido que algunos vecinos sean reubicados y que de los costos se haga cargo Sika-Klaukol.

Además desde Ambiente en Lucha, junto con la bancada del diputado Giordano, Izquierda Socialista en el FIT Unidad ha ayudado a visibilizar, incluso internacionalmente, llegando a medios suizos esta masacre. Acompañamos el reclamo de los vecinos exigiendo el cierre de la fábrica, la reubicación de esta empresa garantizando a sus trabajadores el puesto laboral y que Sika-Klaukol indemnice a las familias afectadas por su contaminación.

Klaukol mata, la lucha continúa.

One thought on “Klaukol mata, la lucha continúa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.