GENERALES

Deforestación: más consecuencias

Escribe Belén B., estudiante de Derecho

En el marco de un sistema que arrasa con bosques y selvas para poner sus tierras al servicio de la producción capitalista, la deforestación es moneda corriente en la actualidad. Sin embargo, al momento no se ha cuantificado el impacto que la deforestación tiene en el ecosistema.

A los fines de poner luz a esto, el Centro Helmholtz para la Investigación Ambiental y el Instituto de Ciencias Ambientales y Geografía de la Universidad de Potsdam (Alemania), llevó a cabo un estudio que fue publicado recientemente en ScienceDaily en el cual dio cuenta de las consecuencias de la deforestación en los embalses de agua potable. Para llevar a cabo el estudio, analizaron en particular el embalse de agua potable más grande de Alemania: el embalse Rappbode.

El estudio comienza remarcando que “durante los últimos cuatro años, la región de captación de Rappbode, que está dominada por coníferas, particularmente abetos, ha perdido más de la mitad de su bosque”.

Luego pone de manifiesto: “Los bosques son esenciales para el ciclo del agua. Filtran agua y cohesionan los nutrientes, lo que los hace fundamentales para una calidad óptima del agua.”

Finalmente concluye: “Pudimos demostrar que, para una deforestación esperada de hasta el 80%, la presa previa a Rappbode experimentará un aumento del 85% en la concentración de fósforo disuelto y un aumento de más del 120% en la concentración de nitrógeno en solo 15 años, logrando casi los mismos niveles de nutrientes que la presa previa de Hassel”, explicó Kong. Esto daría como resultado un aumento de más del 80% en diatomeas y más del 200% en algas verdes en la presa previa a Rappbode.

Desde Ambiente en Lucha sostenemos que el modelo agroindustrial ya no da para más. Es necesario luchar por un ambiente sano, por alimentos de calidad, por suelos fértiles, por agua y aire puros, y por soberanía alimentaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.