INTERNACIONALES

Crisis climática: la ONU no encuentra “un camino creíble hacia el 1,5° C”

Traduce Belén B., estudiante de Derecho

Si no se reducen las emisiones de carbono, la “rápida transformación de las sociedades” es la única opción para limitar los impactos, según un nuevo informe.

“No existe un camino creíble hacia el 1,5° C”, dijo la agencia ambiental de la ONU. El fracaso en la reducción de las emisiones de carbono significa que la única forma de limitar los peores impactos de la crisis climática es una “rápida transformación de las sociedades”.

Los compromisos actuales de acción para 2030, si se cumplen en su totalidad, significarán un aumento del calentamiento global de aproximadamente 2,5° C y un clima extremo y catastrófico en todo el mundo.

Si se cumplieran las promesas a largo plazo de los países de alcanzar cero emisiones netas para 2050, la temperatura global aumentaría 1,8° C. Pero el ritmo glacial de acción significa que alcanzar incluso este límite de temperatura no era creíble, según el informe de la ONU.

Los países acordaron en la cumbre climática COP26 hace un año aumentar sus compromisos. Sin embargo, de cara a la COP27, solo un par de docenas lo han hecho y las nuevas promesas reducirían solo un 1% las emisiones en 2030. Las emisiones globales deben caer casi un 50 % para esa fecha para mantener vivo el objetivo de 1,5 °C.

Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), dijo: “Este informe nos dice en fríos términos científicos lo que la naturaleza nos ha estado diciendo durante todo el año a través de inundaciones mortales, tormentas e incendios violentos: tenemos que dejar de llenar nuestra atmósfera con gases de efecto invernadero, y dejar de hacerlo rápido.”

“Tuvimos nuestra oportunidad de hacer cambios incrementales, pero ese tiempo ya pasó. Sólo una transformación radical de nuestras economías y sociedades puede salvarnos de acelerar el desastre climático. Reformar la economía mundial y reducir casi a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 es una tarea difícil, y algunos dirían imposible, pero debemos intentarlo”, dijo. “Cada fracción de grado es importante: para las comunidades vulnerables, para los ecosistemas y para cada uno de nosotros”.

Andersen dijo que la acción también traería un aire más limpio, empleos verdes y acceso a la electricidad para millones.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo: “Las emisiones se mantienen en niveles peligrosos y récord y siguen aumentando. Debemos cerrar la brecha de emisiones antes de que la catástrofe climática se acerque a todos nosotros”.

El profesor David King, exasesor científico del Reino Unido, dijo: “El informe es una advertencia grave para todos los países, ninguno de los cuales está haciendo lo suficiente para gestionar la emergencia climática”.

El informe encontró que las políticas existentes de reducción de carbono causarían un calentamiento de 2,8° C, mientras que las políticas prometidas lo reducirían a 2,6 °C. Los compromisos adicionales, que dependen de la financiación que fluya de los países más ricos a los más pobres, lo reducen de nuevo a 2,4° C.

Los nuevos informes de la Agencia Internacional de Energía y el organismo climático de la ONU llegaron a conclusiones igualmente severas, y este último encontró que las promesas nacionales apenas redujeron las emisiones proyectadas en 2030, en comparación con los niveles de 2019.

El informe del PNUMA dijo que la transformación social requerida podría lograrse a través de la acción del gobierno, incluida la regulación y los impuestos, la reorientación del sistema financiero internacional y los cambios en el comportamiento del consumidor.

Dijo que la transición a la electricidad, el transporte y los edificios ecológicos estaba en marcha, pero necesitaba avanzar más rápido. Todos los sectores tenían que evitar encerrarse en una nueva infraestructura de combustibles fósiles, en contra de los planes de muchos países, incluido el Reino Unido, para desarrollar nuevos campos de petróleo y gas.

Un estudio publicado esta semana encontró un “gran consenso” en todas las investigaciones publicadas de que los nuevos campos de petróleo y gas son “incompatibles” con el objetivo de 1.5C.

El informe del PNUMA dijo que alrededor de un tercio de las emisiones de calentamiento climático provenían del sistema alimentario mundial y que se duplicarían para 2050. Pero el sector podría transformarse si los gobiernos cambiaran los subsidios agrícolas, que son abrumadoramente dañinos para el medio ambiente, y los impuestos a los alimentos. , redujo el desperdicio de alimentos y ayudó a desarrollar nuevos alimentos bajos en carbono.

Los ciudadanos individuales también podrían adoptar dietas más ecológicas y saludables, según el informe.

Andersen dijo: “No estoy predicando una dieta sobre otra, pero debemos tener en cuenta que si todos queremos bistec todas las noches para la cena, no funcionará”.

Redirigir los flujos financieros globales hacia inversiones verdes es vital, según el informe. La mayoría de los grupos financieros han mostrado acciones limitadas hasta la fecha, a pesar de sus intenciones declaradas, debido a intereses a corto plazo, dijo. Se esperaba que una transformación a una economía de bajas emisiones necesitara al menos 4 billones a 6 billones de dólares al año en inversión, según el informe, alrededor del 2% de los activos financieros globales.

A pesar de las dudas de Andersen de que se puedan realizar los recortes de emisiones necesarios para 2030, señaló la caída en picado de los costos de las energías renovables, el despliegue del transporte eléctrico, la importante legislación climática en los EE. UU. y los movimientos de los fondos de pensiones para respaldar las inversiones bajas en carbono.

“Es mi trabajo ser siempre optimista, pero [también] ser optimista y realista”, dijo. “[Este informe] es el espejo que estamos mostrando al mundo. Obviamente, quiero que se demuestre que estoy equivocado y que los países tomen medidas ambiciosas. Pero hasta ahora, eso no es lo que hemos visto”.

Traducción realizada a partir de la noticia: https://www.theguardian.com/environment/2022/oct/27/climate-crisis-un-pathway-1-5-c.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.